FUTUROS

Futuros financeros: Qué son y cómo funcionan.

Un futuro financiero es una operación de compra-venta que consiste en determinar las condiciones hoy pero posponer la ejecución real de la operación a otro momento (también perfectamente definido) en el futuro.
El comprador de un contrato de futuro tiene la obligación de comprar el activo correspondiente (acciones, materias primas, etc.) en la fecha de vencimiento, y el vendedor de ese mismo contrato de futuro tiene la obligación de entregar el activo al comprador en dicha fecha de vencimiento. Por ejemplo, 2 inversores pueden acordar la compra/venta de 100 acciones del Banco Santander el 2-1-2008 a un precio de 15,10 euros mediante la compra/venta de 1 contrato de futuro, pero la operación se ejecutará realmente el 21-3-2008, que será cuando el comprador desembolse el dinero (1.510 euros = 15,10 x 100) y el vendedor entregue las 100 acciones del Santander. 1 contrato de futuros sobre acciones representa 100 acciones, salvo excepciones temporales debidas a ampliaciones de capital u otras operaciones societarias que afecten al capital social de la empresa.

El precio del futuro no es el precio previsto para ese activo (acciones del Banco Santander en este caso) en la fecha de vencimiento (21-3-2008 en este caso). El precio del futuro es el precio de hoy trasladado a la fecha de vencimiento, teniendo en cuenta los intereses de la financiación y los dividendos que pague la empresa (en el caso de futuros sobre acciones). Esto se debe a que cuando se compra un contrato de futuro en lugar de comprar directamente las acciones lo que se está haciendo realmente es aplazar el momento del pago , lo cual tiene un coste financiación.

Siguiendo con el ejemplo, la operación más sencilla y habitual es comprar las 100 acciones del Banco Santander el 2-1-2008 a 15 euros (su cotización en ese instante) y pagar los 1.500 euros correspondientes, con lo que se cierra la operación definitivamente. Cuando se compra 1 contrato de futuro en lugar de comprar las acciones lo que se está haciendo es aplazar el pago, ya que tanto el comprador como el vendedor de un contrato de futuro están obligados a llevar a cabo la operación en la fecha de vencimiento. En lugar de comprar las acciones a 15 euros el 2-1-2008 el comprador acepta pagarlas a 15,10 euros el 21-3-2008. Esta diferencia de 10 céntimos se debe a al coste de financiación y a los dividendos que paguen las acciones del Santander antes de la fecha de vencimiento:

  • Financiación : Si en lugar de pagar el dinero el 2-1-2008 lo hacemos el 21-3-2008 es lógico que el vendedor nos pida un precio algo superior para compensar el tiempo que va a tardar en cobrar el dinero. Supongamos que el 2-1-2008 (con la cotización del Santander a 15 euros) compramos 1 contrato de futuro sobre acciones del Santander a esos mismos 15 euros para diferir el pago hasta el 21-3-2008. Inmediatamente después de comprar el futuro ponemos los 1.500 euros a plazo fijo de forma que el 21-3-2008 tendremos 1.525 euros (1.500 que pusimos más 25 de intereses). Entonces pagaríamos las 100 acciones con 1.500 euros y nos quedaríamos los 25 de los intereses, con lo que las acciones nos habrían a salido a 14,75 euros en lugar de a los 15 euros a los que cotizaban en el mercado de acciones en el momento de comprar el contrato de futuro. En estas condiciones (pagar siempre más tarde y quedarse los intereses) todo el mundo querría comprar futuros en lugar de acciones, pero nadie querría vender esos futuros y no existiría el mercado. Cuanto menos tiempo quede para el vencimiento menor será el coste de financiación, como es lógico.
  • Dividendos : El dividendo supone un salida de caja de la empresa y, al menos en teoría, la acción baja en el importe del dividendo en el momento de pagar ese dividendo. Supongamos que el Santander paga un dividendo de 0,15 euros el 2-2-2008, lo cual quiere decir que del balance del banco van a salir 0,15 céntimos por cada acción ese día. Por tanto el 3-2-2008 el Santander tendrá en su “caja” 0,15 euros por acción menos que el día anterior, con lo que es de esperar que la cotización se ajuste en ese importe. En este caso es el comprador del futuro el que le dice al vendedor “hoy (2-1-2008) las acciones están a 15 euros, pero sabemos que dentro de 1 mes van a salir 0,15 euros por acción de la empresa que vas a cobrar tú (vendedor) porque las acciones aún no estarán en mi poder, así que tendremos que ajustar el precio en ese importe”.

La fórmula del precio teórico del futuro es:

Precio teórico del futuro = precio del activo subyacente hoy + intereses – dividendos

En el ejemplo sería precio del futuro = 15 (precio de hoy) + 0,25 (intereses) – 0,15 (dividendos) = 15,10

futuros1

Los futuros sobre cualquier otro activo funcionan de la misma forma que la explicada aquí. La única diferencia es que algunos activos, como las materias primas, no pagan dividendos y por tanto no se tienen en cuenta a la hora de calcular el precio de sus futuros. Los futuros sobre índices bursátiles sí tienen en cuentan todos los dividendos que reparten las empresas que componen dichos índices.

Los intereses no están estipulados por ley ni nada por el estilo, sino que se determinan mediante el arbitraje entre el mercado de futuros y el de contado (el mercado de acciones) de forma bastante eficiente. Generalmente la financiación que paga un comprador de futuros es más barata que la que pagaría si pidiera un préstamo al banco. Este arbitraje entre el mercado de futuros y el de contado es el que realmente determina el precio de los futuros en la práctica, a partir del precio teórico explicado en este artículo. El precio real no es siempre exactamente igual al precio teórico, pero las diferencias que pueda haber son muy pequeñas, gracias al arbitraje.

Como se ha visto aquí los futuros por sí mismos no tienen ningún peligro que no tenga la compra de acciones normal y corriente. Simplemente consisten en diferir el momento del pago en la compra pagando un pequeño coste de financiación, o asegurarse un precio de venta en el caso del vendedor. Los “peligros” de los futuros vienen por su capacidad de apalancamiento, pero estos riesgos pueden ser perfectamente controlados , con lo que el peligro no está en los futuros sino en los que los utilizan.

La cotización de los futuros evoluciona de forma paralela a la de la cotización del activo subyacente.

Los futuros se negocian en mercados oficiales y organizados, muy similares a los mercados de acciones.

A la hora de operar con futuros hay que tener en cuenta que en el momento de comprar o vender un contrato de futuros hay que depositar unas garantías para evitar perjuicios a la otra parte (comprador o vendedor) en caso de que no se pudiera llevar a cabo la operación (entregar el dinero o las acciones) en la fecha de vencimiento.

También hay que tener en cuenta que las pérdidas y ganancias que se produzcan se liquidan diariamente y que no es imprescindible llegar al vencimiento y realizar la compra/venta del activo, ya que se puede hacer la operación contraria (comprar si primero se vendió, o vender si primero se compró) para cerrar la operación antes de que llegue la fecha de vencimiento. Por ejemplo, si se compran 3 contratos de futuros sobre acciones del Santander para cerrar la posición hay que vender 3 contratos de futuros sobre acciones del Santander. Y al revés, si primero se venden 2 contratos de futuros sobre acciones del Santander para cerrar la posición hay que comprar 2 contratos de futuros sobre acciones del Santander. Las posiciones pueden abrirse y cerrarse en cualquier momento de forma instántanea , incluso varias veces al día.

El dinero que no está depositado como garantías o pérdidas diarias puede colocarse en un depósito a 1 día o algún producto similar.

En la fecha de vencimiento el contrato de futuro expira y deja de existir, por lo que si se quiere prolongar la posición tomada más allá de dicha fecha de vencimiento debe efectuarse una operación conocida como roll_over .

Lo más habitual es utilizar los futuros para hacer trading a corto plazo, pero no es la única opción como hemos visto.

*Información extraída de Invertir en Bolsa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s